Reputación digital, qué es y cómo gestionarla

Reputación digital, qué es y cómo gestionarla
por

Antes de comenzar a hablar del concepto ‘reputación digital’ debemos saber qué es la ‘reputación corporativa’.

La reputación corporativa es el conjunto de percepciones que tienen sobre la empresa los diversos grupos de interés con los que se relaciona (stakeholders), tanto internos como externos. Es resultado del comportamiento desarrollado por la empresa a lo largo del tiempo y describe su capacidad para distribuir valor a los mencionados grupos.

HACERLO BIEN <> HACERLO SABER <> HACERLO VALER

Sin embargo, la reputación digital es la reputación online. Es decir, el reflejo del prestigio o estima de una persona (o de una marca) en Internet.

Las opiniones son un arma muy poderosa de apoyo empresarial cuando son positivas, pero nefastas cuando son negativas. En este segundo caso, hay que

contrarrestarlas para que desparezcan o al menos no estén bien posicionadas. Por ello, toda marca debe tener un protocolo de actuación 2.0.

Podemos dividir las ventajas de la buena reputación en tres grandes bloques:

Incrementa los beneficios

Potencia el crecimiento

Minimiza impactos en las situaciones de crisis

Pero, ¿reputación online es igual a reputación offline? Sí.

Tenemos que tener en cuenta que cuando una empresa lo hace bien en el mundo físico también lo hace en Internet. La reputación de una empresa tarda años en crearse y un minuto en perderse.

¿Qué se dice de tu marca en la red?

Aquí os mostramos algunos datos de la importancia de la reputación digital:

o El 84% de los usuarios adultos usa los buscadores para encontrar información en la red.

o El 94% de las búsquedas en España se realizan en Google.

o El 40% de los usuarios online teclea directamente en la caja de búsqueda el nombre de la web a la que quiere ir.

o El 52% de los usuarios confía en los comentarios de otros usuarios en las redes sociales.

o Sólo el 26% de los usuarios cree los comentarios de las propias empresas.

Reputación online, signoscym, elblogdesignos.com

Entonces, ¿cómo debemos gestionar la reputación online de nuestra empresa?

Paso 1: Investigar y valorar. Qué, quién y dónde se está hablando de mi empresa. Para ello podemos utilizar herramientas como Hootsuite, SocialMention o Klout, o directamente Google.

Paso 2: Establecer una estrategia. Elegir un equipo responsable de la estrategia online, los soportes y unas pautas de actuación.

Paso 3: Participar e influir. Presentar contenido interesante, ser un líder de opinión, ser honesto y transparente. No contestar a tus usuarios es un error muy grave.

Paso 4: Monitorizar. Medir los resultados de todo lo que hemos hecho anteriormente. Ver quién, qué, dónde y cómo se habla de mi empresa.

Fuente: Algunos datos de @InnoproAdvanced

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CAPTCHA ImageChange Image